La x marca el lugar.

Tinta Irreversible.

Polosecki es una revista.

Polosecki es una de esas revistas que deberían darle a cada uno de esos viajeros que se niegan a ser turistas y que cuando pasan por Córdoba van en busca de algo más que los habituales atractivos. A esas personas que tienen la extraña intención de conocer el alma de las cosas.
No es seguro que Polosecki retrate con tanta precisión el alma de Córdoba, pero es un zoom bastante poderoso sobre algunas de sus zonas más oscuras y encantadoras.

“Hay algo peor que la angustia de la página en blanco.
Algo peor que no tener ninguna historia que contar:
es haber oído demasiadas, y no poder olvidarlas.”


lunes, 10 de junio de 2013

Paris. Por Gabriel Magnesio.








Mónica L.

La crucé en la Gay Pride. Era la mujer de La liberté guidant le peuple de Eugène Delacroix.  Me dijo: “Que pena, hace un momento mostré los genitales”. Me lamente y sonrió. “Tengo las fotos”, dijo moviendo la mano con su disposable camera. Mónica León es una figura exclusiva de la Gay Pride que salto a la fama por una polémica muy mediatizada. Todo empezó cuando decidió casarse con una transexual francesa. Pero la jurisprudencia no contemplaba  el cóctel de sexos intercambiables y situación irregular. Nos reencontramos unos días después en un McDonald’s:

 
Llegué en mayo de 2003 para trabajar en una asociación pero no pude porque no tenía titre de séjour esa misma noche fui a trabajar al bosque en el bosque la tarifa de la francesa o pipa es de 20 euros el primer día denuncié a la policía por discriminación gracias a mí el gobierno de la ciudad de Buenos aires dio un lugar para trabajar en los bosques de Palermo elegí Francia porque estudié que muchos presidentes como Julio Argentino Roca estudiaron derecho aquí yo amo el derecho quiero llegar a ser presidente de Argentina cuando llegué yo tenía el número de teléfono de unas amigas las llamé y fui a vivir con ellas al hotel trabajan todas en el Bois de Boulogne hay unas 15 argentinas ayer en la Embajada vi. a una de las primeras trans que vinieron a París en los 50 ó 60 la primera noche llamas un autito 
un taxi vivíamos todas en un hotel así que íbamos juntas se trabaja las 24 horas yo iba desde las 9 de la noche hasta las 5 de la mañana trabajé en el Bosque 8 meses los primeros tres meses no trabajé porque no sabía qué quería decir¿ où ? era tan simple que me daba vergüenza preguntarle a las chicas cuando tenés buenas herramientas trabajas más la salida en el Bosque sale 30 euros al hotel o departamento 150 euros yo en el bosque y volví a revivir porque en Buenos Aires dedicaba el tiempo al activismo y a la militancia y no a atender los clientes y cada vez que hablaba en la prensa ponía al descubierto a los clientes a los clientes le choqueo son padres de familia critican a las trans pero en la intimidad consumen trans aquí se usa mucho la partouze las orgías 10 preservativos sirven para 2 clientes el dedo la mano una francesa y penetración ya no trabajo pero voy al Bosque a repartir volantes para el dépistage de HIV invitar y llevar a las chicas a la Cruz Roja las llevo los jueves para el análisis yo soy HIV positivo desde hace 12 años estoy divina Francia y otros países colonizaron el mundo porque nosotras las prostitutas no podemos llevarnos su dinero hacer lo mismo quiero que se legalice la prostitución las demás no luchan por la legalización mi objetivo es llegar a obtener el asilo político seria la primera trans en pedir el asilo político en Francia mis amigas no hablan francés no pueden ayudarme lo único que saben decir es la pipa la amour...


No hay comentarios.:

Publicar un comentario