La x marca el lugar.

Tinta Irreversible.

Polosecki es una revista.

Polosecki es una de esas revistas que deberían darle a cada uno de esos viajeros que se niegan a ser turistas y que cuando pasan por Córdoba van en busca de algo más que los habituales atractivos. A esas personas que tienen la extraña intención de conocer el alma de las cosas.
No es seguro que Polosecki retrate con tanta precisión el alma de Córdoba, pero es un zoom bastante poderoso sobre algunas de sus zonas más oscuras y encantadoras.

“Hay algo peor que la angustia de la página en blanco.
Algo peor que no tener ninguna historia que contar:
es haber oído demasiadas, y no poder olvidarlas.”


domingo, 30 de junio de 2013

Santiago Rodríguez y lo que emociona.

Entrevista N2



Los perros: 

Desde chico fueron mi pasión. Hoy por hoy, mi hobby es la cría de rottweilers. Casi por casualidad encontré en una raza que no me atraía mucho, un compañero inseparable, “Randall”, y ahora en su pareja “Pampa”. Nos queremos incondicionalmente y nos tenemos mucho respeto. Los rott son como yo, feos y malos por fuera, muchas veces hasta discriminados, pero en el fondo son fieles y buenos compañeros.

El heavy:

Un sentimiento, no hay público más fiel que el metalero, tipos estudiosos de millones de bandas, seguramente trabajadores. Me gusta ver las remeras de Maiden o de Motorhead a la salida en una fabrica, muchas veces pienso en por que hermética sigue siendo la banda del corazón de todo los metaleros, en el fondo siempre uno es metalero, es como una marca, un tatuaje en el corazón. Eso si, el metal argento está llegando a un límite, y creo que es por que muchas veces no nos entran balas, somos algo cerrados y nuestro sentido de lo nacional tiene algunos grises complicados. No creo que haya que querernos así, aunque no me conformo. Creo que el metalero debe ser la voz de los trabajadores.


Los derechos humanos:

Acá voy a hacer una diferencia, derechos humanos y juicio y castigo.
Juicio y castigo, es una lucha que estamos ganando, después de 30 años y un desaparecido en democracia, la lucha va a seguir hasta ver al último genocida preso cumpliendo su condena en una cárcel como cualquier choro. La bandera de justicia debe ser siempre levantada  para no olvidar jamás las cosas que le hicieron mal a nuestro país.
Derechos humanos, si bien en estos últimos años se ha visto una mejoría en algunos ámbitos sociales, pienso que muchas veces las cuestiones de fondo no son las primeras que reciben el cambio, siempre pienso en las necesidades básicas de la gente, y ahí es cuando creo que hay que apretar el concepto de derechos humanos. Trabajo, educación y salud, tres cosas muy poco nombradas en los discursos electorales, fundamentales para los cimientos de un país. Si bien no tengo ideologías partidarias, apoyo los cambios y critico los errores de nuestro gobierno.

Minería:

Históricamente estamos acostumbrados a ver cómo las riquezas de nuestro país se van para afuera, qué decir de las empresas que explotan la minería y se llevan todo lo encontrado, sin pagar impuestos etc. Se sabe que el oro del Famatina fue extraído por completo sin quedar riquezas en la zona, a eso hay que sumarle la contaminación y las enfermedades de los mineros y los pueblos.
Creo que una minería controlada,  responsable y, sobre todo, con la nacionalización de los recursos, podría llevarse adelante

El agua:

Un derecho humano, nunca pensé en lo difícil que es vivir sin tener agua. Hasta hace muy poquitos días vivimos con mi familia en Salsipuedes, lugar emblema de las Sierras Chicas por su falta de agua, desde lavarte la cara hasta lavar los platos, el baño, la ropa limpia, es imposible vivir sin agua. Pero peor es ver cómo no hay una política de recuperación de este recurso no renovable. Lo más loco, es ver cómo en lugares donde no notan el problema, se desperdicia el agua.


A. L. M. A:

Es como una familia, a veces los querés matar, pero no podés vivir sin ellos. Es mi militancia, son mis amigos y el lugar que nos damos para decir las cosas, muchas veces criticados por no seguir lar reglas, otra veces heridos por la falta de compromiso, pero siempre vamos para adelante. Mas allá de lo musical A.L.M.A es una banda que siempre se va a hacer escuchar, y no se va a dejar meter el pecho por cualquiera. Es rock, son huevos y años de andar, no se puede comparar un sentimiento como el nuestro, con una simple pose de rockero, y no nos vengan con chamuyo, sabemos que para existir tenemos que transar algunas cosas, pero no nos vas a ver de rodillas, por que no armamos la banda para eso, la fama es puro cuento… volá.

Argentina:

El lugar más lindo del mundo, acá quiero morir y acá quiero que crezcan mis hijos. Pobre Argentina, siempre lastimada por ineptos, colonizada por unos brutos y gobernada por gente que quería nacer en otro país. Muchas veces escuchamos que nos robaron la identidad, pero no hace falta irse muy lejos en la historia para ver cómo solitos y mirando para afuera, fuimos olvidando nuestra esencia. Somos nosotros los que negamos nuestras costumbres y creencias.

Motos:

Qué lindo andar en moto, esa sensación de ser libre, de volar, sentir el calor del asfalto y el sol en la cara, y la brisa que te lleva hasta las lágrimas. Eso que se hace tan hermoso y a la vez tan peligroso, el frío en los huesos, la lluvia, y sobre todo los camiones y los autos, gente que no entiende que la ruta es de todos, de todas esas sensaciones se llena el andar en moto, qué pasión y qué peligro.



Navidad:

Odio la navidad, y perdón que use la palabra odio, pero es una fecha de mierda, donde la gente de golpe se quiere, mas allá de lo colonizador del evento, y el gordo de noel muerto de calor, es una fecha comercial y capitalista, donde si te portas bien te van a regalar algo, y los pobres padres se rompen el alma para darle a los hijos un regalo que vieron en una propaganda de la tele. Perdón por lo intolerante, pero creo que hay 364 días más en el año para quererse, festejar y juntarse, también creo que nuestros hijos deben saber que halowin (no sé cómo se escribe) y otros festejos, tienen su fecha autóctona y latinoamericana, como el día de los muertos.
Tan sugestiva es la navidad, que la gente llora, se deprime y hasta algunos se quitan la vida. Yo, por lo pronto, el primero de agosto celebro la pacha mama.

El futuro

Siempre agradecido a los espacios de difusión de la cultura local, y comprometido con las causas de la gente, quiero agradecerle a la ciudad de Córdoba por haberme albergado en sus calles y en sus barrios, y darme la posibilidad de formar mi familia y de tener un hijo cordobés, de poder seguir adelante con los A.L.M.A y sobre todo enseñarme que la vida no pasa por el puerto, si no por el corazón.






Entrevista: Iván Ferreyra
Fotografías: Rodrigo del Canto.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario